Ecchi, entre la complacencia y el descaro. (2da Parte)

Publicado: 2 septiembre 2009 de Maw en Anime, Manga, Otaku World
Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Ya para los ochenta el panorama se volvería un poquito más descarado, y aquí podemos hecharle la culpa a una mujer: Rumiko Takahashi y su personaje Lum de Urusei Yatsura. Lum usaba un bikini atigrado (muy retacado, pero para esa epoca era muy sugestivo) y se hacian bromas directas de acoso a las mujeres usando a un protagonista pervertido; aquí el contenido sería un pocquito más subidito de tono, al usar escenas de desnudos parciales (en escenas de baños públicos, por lo que podemos decir que están más o menos justificadas). Pero eso fue ya bastante entrada la decada de los ochentas.

Minki Momo (Las Aventuras de Gigi)

Las Aventuras de Gigi

En Minki Momo o Las aventuras de Gigi, tenemos un extraño caso de ecchi ligero: durante la transformación Gigi se quedaba desnuda y se podía ver uno de sus senos y su trasero. Lo interesante de esto es que se trataba de un anime dirigido a niñas, por lo que no deja de parecer raro. Ya transformada, Gigi usaba minifaldas o ropa más o menos ajustada.

Para 1985 nos encontramos con obras como Dirty Pair, en las que las protagonistas, unas mujeres muy atractivas que usan ropa súper breve y ajustada… por no mencionar escotada.. así que ya entramos en el atractivo visual como recurso para atraer lectores varones.

Para finales de los ochenta nos viene a la mente otro anime más pasadito. Ranma 1/2, donde por lo menos una vez cada cinco capitulos se podían ver senos y desnudos femeninos totales, que si bien la mayoría de las veces eran justificados, en otras simplemente estaban allí para añadir atractivo.

En los noventa la situación comenzaría a descarase aún más. Los personajes femeninos tenian dos vertientes:chicas delgadas y estilizadas como se ve en Sailor Moon (añadiendo el detalle de las transformaciones en que se veían siluetas y que, por cierto, fueron cortadas en Estados Unidos, con micro minifaldas y breves detalles de panchira, o sea, mostrar pantaletas) o mujeres voluptousas, vestidas con poca ropa tipo Mikami Cazafantasmas.

Mikami Cazafantasmas

Mikami Cazafantasmas

Para entonces los videojuegos ya empezaban a popularizarse y con ello, personajes femeninos muy escasamente vestidos, como un ejemplo de esto tenemos los dos OVAS de Fatal Fury, y a Mai Shiranui, quien usaba prácticamente listones. Ella refleja el común de los videojuegos en cuanto a niveles de desnudez femenina… ya que o usan listones o trajes tan pegados que parecen bodypainting.

Las series tipo harem se volvieron más descaradas, y además de la desnudez ocasional había trajes de baño, camisetas mojadas, situaciones sexuales más abiertas y verdadero acoso, si no lo creen, échenle un vistazo a cualquier capitulo de Tenchi Muyoh. Otras series como Sorcerer Hunters, Slayers y Bubblegum Crisis Tokyo 2040 también abusaban de la ropa ajustada y desnudez parcial, esto sin mencionar el caso de villanas muy guapas que prácticamente usaban bikini.

El verdadero descaro vendría después del 2000, donde se ha usado el panchira a placer. Cuando muchas series parecen ser hechas única y exclusivamente para el fanservice (darle a los fan lo que desean), y si los fan quieren pantaletas, senos y lo más que se pueda de piel (aunque sea animada) pues hay que complacerlos.

Uno de los ejemplos más notorios es el de Kaleido Star, una serie que en su versión de TV era bastante discreta y bonita, ya que estaba dirigida a niñas. Su primer OVA fue un cambio muy notorio, los diseños de los personajes sufrieron un fuerte cambio. Los personajes adultos femeninos aparecían notoriamente con más caderas y un par de copas extra de busto, mientras que las tomas de camara eran muy traviesas y se enfocaban en dar la mejor vista de pantaletas y leotardos; además de que había poses bastante subiditas de tono disfrazadas como entrenamiento.

Zero no Tsukaima

Zero no Tsukaima

Aún así, estos esfuerzos todavía eran tímidos; sin embargo, el descaro llegaría en las series dirigidas a preadolescentes, en las que las exibiciones de pantaletas y senos desnudos estaban al por mayor. Un ejemplo es Zero no Tsukaima, que en la primera temporada el protagonista era un chavo normal en un mundo extraño bajo las órdenes de un ama implacable. En la segunda, Saito se convierte en un saco de hormonas que se le queda viendo embobado a los senos de las chicas, mientras que los guionistas crean innumerables situaciones de Saito, con las manos encima de las chicas semidesnudas o siendo manoseado por estas.

Uno de los detalles más notables es que todo esto sucede en series de tipo shounen, es decir, dirigidas a un público masculino que se siente atraido por esas situaciones, y se puede justificar incluso usando los mismos puntos de vista de Go Nagai (quitando ya el ingrediente de la imaginación). Sin embargo, los mangas y animes shounen no son los únicos.

Uno de los escandalos más recientes de Japón lo inició una madre que limpiaba el cuarto de su hija (de ocho años) y al abrir una revista shoujo, de esas hiper dulces y rosadas, se encontró con una pareja teniendo relaciones sexuales de una manera más explicita que en los hentai más descarados. Desde luego una sociedad de padres de familia inició un movimiento de prohibición a los libros “dañinos”, que ocasionó, entre muchas otras cosas, la confiscación y quema de mangas. El fanservice hacia las mujeres suele ser un poco más sutil. Los editores ya saben que si desean atraer al publico femenino tienen que incluir, al menos a un par de personajes bishounen para darle sabor a la historia… aún si está dirigida a revistas para hombres.

Quizá sea una reacción exagerada, pero hay que aceptar el hecho de que las pantaletas se han apoderado de las pantallas y el acoso sexual es ya una norma… en vez de servir a la historia, el argumento sin duda ahora sirve al fanservice.

Este artículo es un extracto de la revista Conexion Manga Especial DVD titulada “Ecchi, el oculto placer del anime” e incluye solo algunas opiniones personales.

Firmado, Maws

Firmado, Maws

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s